Search
  • Mario Otero Arévalo

Como Combatir la Tentación!

Updated: Dec 19, 2019

Lectura: Mateo 4.1-11


Este pasaje del evangelio describe como el diablo tienta a Jesús. Esta tentación se centra en tres áreas, la palabra de Dios, la confianza en Dios y la adoración a Dios. Estas son las tres áreas en las que debemos esperar siempre el ataque del Adversario. Satanás odia a Jesús y a todos los que quieren caminar en las pisadas del Señor. La primera tentación del diablo es contra la dependencia que el Señor tenía en la palabra de Dios. Aquí leemos que la respuesta tajante de Cristo, que “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” Para Jesús la Escritura era su sustento diario. En su humanidad Cristo reconocía que la palabra de Dios le llenaba de vida para continuar con su misión en la tierra. De igual manera, Dios quiere que dependamos de su palabra cada día. La meditación y el estudio de su palabra es fundamental para combatir toda tentación. Además es sólo a través de ella, con la ayuda de su inspirador, el Espíritu Santo, que reconocemos el plan de Dios para nuestra vida.


El segundo ataque se enfocaba en la confianza que el Señor tenía en su Padre celestial. El diablo quería que Jesús probara si Dios le rescataría en caso de caerse al vacío. Naturalmente, probamos lo que no conocemos o en lo que no confiamos. Este no era el caso de Jesús con su Padre celestial. En otras palabras el diablo quería afectar la relación que Jesús tenía con Dios. Así el diablo nos tienta para que no confiemos en Dios, y que dudemos de su amor para con nosotros. La respuesta de Jesús no deja lugar alguno. A Dios no se le prueba, en Él se puede confiar siempre.


Finalmente, la última tentación era en torno a la adoración y devoción a Dios. Si le adoraba al diablo, entonces este último daría a Jesús todos los reinos del mundo. Obviamente, no sabía con quien hablaba, ya que Jesús ya era el Rey de reyes y Señor de señores. Jesús responde nuevamente con la palabra de Dios diciendo “Al Señor tu Dios adorarás, y solo a Él servirás.” Así estaremos fuertes contra toda tentación cuando conocemos a nuestro Señor y cuando Dios es el centro absoluto de nuestra adoración y más sincera devoción.

Por tanto, prepárate en el estudio de la biblia, depende de la guía del Espíritu Santo y confía en las promesas de Dios para tu vida. Asimismo pasa tiempo en oración presentando todas tus peticiones ante Dios y adorándole porque en Él estarás siempre seguro y bendecido!


Le invito a que repita esta oración conmigo.

Yo declaro que la palabra de Dios es mi sustento diario

Que confío en todas las promesas de Dios

Las cuales son sí en Cristo Jesús y amén para la gloria de Dios

Dios es el centro de mi vida y de todo mi ser

Es a Él a quien adoro

Quien siempre me protegerá y bendecirá

En el nombre Jesús

Amén



4 views

© 2016 by Gospel Action International.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

 

GOSPEL ACTION

        The Ministry of Mario & Sam Otero